La declaración de la renta complementaria: cómo y cuándo se presenta

El cumplimiento fiscal es una cuestión que quiebra la cabeza de muchos empresarios. Si bien los emprendedores sufren múltiples sobresaltos, pocas cosas dan más miedo que cometer un error con la Agencia Tributaria. Pero que no cunda el pánico, también existen las segundas oportunidades. Así que, si necesitas rectificar, siempre puedes recurrir a la declaración de la renta complementaria.

chicas haciendo la declaración de la renta complementaria en su portátil

Recuerda que también tenemos tutoriales de otros trámites relacionados con Hacienda. Por ejemplo, la elaboración del modelo 347.

¿Qué es una declaración de la renta complementaria?

Una declaración complementaria se trata de un recurso que permite regularizar tu situación como contribuyente con Hacienda, en caso de cometer un error u omitir un dato en una declaración pasada.

Es un trámite obligatorio cuando la Agencia Tributaria sale perdiendo con el resultado de tu renta.

Características

La declaración de la renta complementaria completa una declaración anterior, subsana un fallo que perjudica a Hacienda e implica un mayor importe a ingresar o una menor devolución.

Diferencias entre declaración complementaria, sustitutiva y rectificativa

No debe confundirse con otras clases de declaraciones. Por ejemplo, la declaración sustitutiva es aquella que reemplaza en su totalidad a la declaración incorrecta ya presentada. Por otra parte, está la declaración rectificativa, que sucede cuando el contribuyente sale perjudicado.

La declaración rectificativa no se trata en sí de una declaración, sino de un escrito que hace el contribuyente para hacer constar claramente los errores o las omisiones (junto con los justificantes correspondientes).

Procedimiento para la presentación de la declaración complementaria

La declaración de la renta complementaria debe elaborarse con todos los datos puestos en la declaración original, surgiendo el nuevo importe a ingresar o devolver. En caso de que se hubiese abonado ya el pago, ha de restarse de la suma que resulta de la liquidación (por lo que se puede ingresar únicamente el diferencial).

La presentación de la declaración complementaria se realiza mediante el portal Renta Web:

  1. Accede al portal Renta Web, busca el “Servicio de tramitación borrador/declaración”.
  2. Identifícate con número de referencia, Cl@ve PIN, con certificado electrónico o DNIe.
  3. Entra en los servicios personalizados de Renta. Pulsa el apartado “Servicios Disponibles” y haz clic en “Modificar declaración”.
  4. Selecciona declaración complementaria y acepta la ventana emergente. El sistema te llevará a la sección “Declaración complementaria”. Desde ahí, elige la opción que corresponda a tu situación.
  5. Revisa el resultado de la declaración y pulsa el botón de “Presentar declaración” para acabar.

Por cierto, en Saber Judicial, te explicamos cómo renovar el certificado digital (por si lo necesitas para esta gestión).

Plazos de presentación

Por norma general, la declaración de la renta complementaria ha de presentarse en los mismos plazos establecidos para la original. En caso de que se haga a posteriori, debe realizarse antes de que prescriba el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria. ¿Qué pasa si se hace fuera de este último plazo? Que la declaración se considerará extemporánea.

¿Hay sanción por presentar una declaración complementaria fuera de plazo?

Si se realiza la declaración complementaria de manera voluntaria, no conlleva ni sanciones ni recargos ni intereses.

Asimismo, no se aplicarán recargos en estos casos:

  • Percepción de atrasos de rendimientos del trabajo.
  • Pérdida de la condición de contribuyente por cambio de residencia. 
  • Cláusulas suelo. 

No obstante, si la declaración complementaria se presenta fuera de plazo, sí se aplicarán recargos. Éstos dependerán del tiempo transcurrido entre el plazo de declaración y la presentación. Pero no hay sanción, porque no se considera que hayas cometido una infracción.

Periodo Recargo Intereses de demora
Hasta 3 meses 5 % No
Entre 3 y 6 meses 10 % No
Entre 6 y 12 meses 15 % No
Más de 12 meses 20%

El ingreso tributario proveniente de una declaración complementaria ha de abonarse íntegramente, aunque hay excepciones (muerte del contribuyente o pérdida de la condición del contribuyente a raíz de un cambio de residencia).

¿Cómo se paga una declaración de la renta complementaria?

La declaración complementaria se abona de forma parecida a la declaración de la renta. Sin embargo, en esta ocasión, no se dispone de la posibilidad de pagar a través de domiciliación bancaria. Por lo que debe hacerse mediante cargo en cuenta o con tarjeta bancaria.

¿Y si el beneficiado del error ha sido Hacienda?

Como hemos comentado al principio de este post, sólo puedes presentar las declaraciones complementarias cuando Hacienda es la perjudicada de tu error u omisión. Pero… ¿Qué ocurre si cometes un error que te hace pagar más de la cuenta? Pues que tendrías que recurrir a otro recurso: la rectificación de declaraciones. Este documento, que se puede realizar por internet, notifica a la Agencia Tributaria de que has cometido un fallo que va en contra de tus intereses. El organismo tributario cuenta entonces con un plazo de resolución de medio año, en el que estimará si la reclamación resulta legítima y si te devuelve el importe oportuno.

Conclusión

En definitiva, la declaración de la renta complementaria se trata de un recurso que te permite subsanar los fallos cometidos, con el fin de prevenir posibles sanciones.

ideatuempresa