5 claves para plantear los objetivos de tu negocio de cara a 2021

Para escribir este artículo...
4 Expertos encuestados
15 Artículos evaluados
50 Preguntas de usuarios analizadas

Planificar los KPIs de tu empresa en un año como el que vivimos es más complicado de lo habitual. Sin embargo, es necesario marcar dichos objetivos para continuar en la senda del crecimiento. Las dudas al respecto de cómo plantearlos pueden surgir en este momento más que nunca: ¿es preferible rebajarlos para adaptarnos a la situación económica actual? ¿Cómo sé cuánto debo disminuirlos sin que sean irreales? Este ejercicio, además, variará en función del sector de actividad de tu negocio. Te planteamos algunas cuestiones para ayudarte en esta tarea.

Los objetivos para 2021 que te marques a principios de cada año son más estratégicos de lo que puede parecer, pues definen la línea de acción de tu negocio a lo largo del año. Estas metas pueden variar en función de las circunstancias coyunturales que surjan y que afecten a tu empresa, como ha quedado de manifiesto en 2020. Sin embargo, es preciso determinarlos de la forma más realista posible para orientar las decisiones clave a partir de ahí.

Tener claro hacia dónde queremos llegar es fundamental para acentuar el crecimiento de tu negocio. La principal duda a la hora de plantearlos es qué cuestiones conviene tener en cuenta para establecerlos de forma que no sean excesivamente optimistas, pero sí exigentes para poder crecer. Es evidente que no todas las empresas pueden tener los mismos objetivos ni tampoco seguir los mismos criterios para fijarlos. Factores como el sector de actividad al que pertenezcan, los recursos de los que dispongan y los gastos que acarreen son clave para elevar tus KPIs en mayor o menor medida.

Para ayudarte a especificar cómo deberías plantear los objetivos de tu negocio te planteamos unos pequeños consejos que pueden resultarte de gran utilidad. Recuerda que los presupuestos que estimes para 2021 van a estar supeditados a los objetivos que quieras conseguir, así que dedica el tiempo que sea necesario a precisarlos todo lo posible.

1.Establece una metodología afín a tu negocio

La buena organización es clave para fijar los objetivos correctamente. No hay una metodología única, sino que varían según los aspectos a los que quieras otorgar mayor relevancia. La metodología SMART (specific, measurable, attainable, realistic y timely) es quizá la más conocida, pues busca que los objetivos sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y estructurados en el tiempo. Pero también existen otras metodologías, como es el caso de CLEAR (challenging, legal, environmentally sound, appropriate, recorder), que apuesta por incidir en el aspecto de responsabilidad medioambiental. En tercer lugar puedes optar por la metodología PURE (positive, understood, relevant, ethical), cuya base reside en la ética empresarial.

Elige con cuál de todas te sientes más identificado, pues esta metodología será la hoja de ruta que marcará las decisiones más importantes para tu negocio y, por tanto, la línea de acción con la que quieres que tus clientes te perciban y te asocien. Eso sí, no te mantengas ajeno al contexto económico actual y sé lo más realista posible. Esto implica que, según la actividad de tu negocio, es posible que los objetivos que plantees en 2021 no sean tan ambiciosos como otros años.

2. Desglosa los objetivos según su naturaleza

Cuando hablamos de objetivos automáticamente tendemos a pensar en resultados económicos. Si bien es verdad que son esenciales para el crecimiento de tu empresa, no es recomendable dejar de lado otro tipo de metas. Lograr beneficios económicos requiere contar con un equipo profesional, comprometido y consolidado, y para ello es fundamental que no solo se sientan números, sino que tengan otro tipo de alicientes. En este sentido, te recomendamos marcar también objetivos medioambientales, de productividad, éticos, etc.

3. Detalla al máximo el presupuesto necesario para alcanzar tus objetivos

Cuanto más detallado es un presupuesto menos sorpresas sufrirá la empresa y menos te desviarás de tus objetivos iniciales. A nivel económico, puedes identificar tres tipologías de presupuestos con una función diferente:

  • Operativo: incluye la previsión de la producción de tu empresa. En este documento debes incluir el gasto en materias primas, la mano de obra y los gastos de fabricación futuros para poder planificar las operaciones futuras.
  • Inversión: define qué necesidades crees que va a tener la empresa para que tu empresa pueda cumplir los objetivos determinados. Un presupuesto de inversión se elabora pensando en la capacidad productiva de la empresa.  Por ejemplo, comprar ordenadores nuevos para los empleados puede ser un elemento en el que invertir para que la compañía mejore sus números.
  • Financiación: administrar los recursos presupuestarios de la empresa, gestionar el flujo de efectivo y controlar las entradas y salidas de capital, son algunos de los factores que debe cubrir un presupuesto financiero con vistas a cumplir objetivos.

4. Asigna tareas y responsabilidades claras

Cada área, oficina o departamento contribuye a lograr los objetivos para 2021. Sin embargo, para que esto sea factible, los empleados deben tener unos objetivos y unas funciones individuales claros. Determinar detalladamente cuál será la función de cada uno en el presupuesto anual es muy importante, ya que fijará los objetivos que tienen que cumplir los equipos. No es lo mismo fijar objetivos para el departamento de Compras, que para el de IT o el de Ventas. De esta forma también involucras a todo tu equipo en la finalidad común, favoreciendo así el orgullo de pertenencia a tu negocio.

5. Proporciona incentivos derivados de la consecución de objetivos

El éxito o el fracaso a la hora de alcanzar los objetivos marcados al inicio de 2021 depende de todo tu equipo, por lo que lo más justo es que tengan un incentivo que les anime a ello. Este aliciente puede ser de muchos tipos: un bonus económico a final de año, unos días extra de vacaciones, un viaje de fin de semana, etc.

Establecer los objetivos para 2021 no es nada fácil, especialmente teniendo en cuenta la incertidumbre que todavía vivimos debido a la pandemia. Sin embargo, es una tarea más importante que nunca para saber qué decisiones importantes tomar y superar un año que se prevé retador. Aunque sea en el momento de plantearlos cuando dediques más tiempo a estudiar tus objetivos, te recomendamos que los revises periódicamente para comprobar si se están cumpliendo o si, por el contrario, necesitas tomar otra dirección para que, a final de año, cuentes con la satisfacción de haberlos alcanzado.

Soy Pablo, emprendedor y conocedor de todas (o casi todas) las gestiones que hay que llevar a cabo para que veas funcionando tu propia empresa y negocio. Con mi blog, pretendo poner mi granito de arena para que te sea más fácil comenzar.

ideatuempresa