Bases de cotización e IRPF que aparecen en una nómina

Si no la sabes leer o redactar, una nómina puede convertirse en un verdadero jeroglífico. Comprender la cantidad de conceptos que incluye precisa de ciertos conocimientos económicos y técnicos que no todo el mundo posee. Para arrojar algo de luz sobre esta cuestión sobre las pymes, vamos a explicar las bases de cotización e IRPF que aparecen en una nómina (entre otros aspectos).

Reunion para aprender las bases de cotización e IRPF

Cómo entender una nómina

Antes de detallar cuáles son éstas deducciones y retenciones, también vamos a comentar una serie de elementos que toda nómina debe tener. En resumen, en este documente debe figurar todo lo siguiente:

Encabezado

Es el apartado que mostrará los datos de trabajador (nombre, apellidos, DNI, número de afiliación a la Seguridad Social, categoría profesional, tipo de convenio y antigüedad en el negocio) y de la empresa (denominación social, dirección, CIF y código de la cuenta de cotización de la Seguridad Social).

Periodo de liquidación

Al final del encabezado, hay que indicar el periodo al que hace referencia la nómina. A qué mes corresponde, a qué días dentro de éste y el total de día que comprende.

Remuneración total del asalariado

Ésta tiene en consideración todos los devengos del asalariado, incluida la remuneración en especie. Los devengos son todos los ingresos que percibe el asalariado. Existen, principalmente, de dos tipos: los salariales (tributan como salario) y los no salariales (no tributan como salario).

Deducciones y retenciones

Ahora sí que sí, ya podemos explicar las diferentes bases de cotización e IRPF que aparecen en una nómina. Éstas son las siguientes:

Base de retención del IRPF

Es la base sobre la que se aplica la clase de retención que establece Hacienda, dependiendo de las circunstancias de cada uno. Ésta tiene en cuenta el conjunto de rentas exentas (del artículo 7 de la Ley del IRPF y del 9 del Reglamento del IRPF), entre las que están los devengos en especie.

Base del IRPF = Remuneración total – Cantidades exentas del pago del IRPF.

Base de cotización por contingencias comunes

La BCCC recoge la remuneración total del trabajador, el prorrateo de las pagas extras.

BCCC = Remuneración total + prorrateo pagas extra

La base de cotización por contingencias comunes no puede ser superior a la base máxima de cotización ni inferior a la base mínima que indica el Régimen General de la Seguridad Social cada año.

Base de cotización por contingencias profesionales

La BCCP se calcula del mismo modo que la anterior base de cotización. ¡Con una diferencia! En ésta, se meten las horas extraordinarias realizadas por el asalariado.

BCCP = BCCC + Horas extraordinarias

También está sujeta a unos límites mínimos y máximos que no se podrán sobrepasar.

Otras bases de cotización

Hay otras dos bases de cotización que se usan sólo si el empleado ha realizado horas extraordinarias. La primera es la base de cotización de las horas extraordinarias (BCHE), que únicamente tiene en cuenta la remuneración obtenida por el trabajador por este concepto. La segunda es la base de cotización por horas extraordinarias por fuerza mayor, que sólo recoge la remuneración obtenida por este concepto.

Consejos al emitir/recibir la nómina

Aunque el asalariado firme la nómina (o la reciba vía electrónica) y se le ingrese por transferencia bancaria, ello no implica su aceptación. Si el empleado no está conforme con la cantidad percibida, podrá reclamarla.

Conclusión

Ahora, por fin, conoces las bases de cotización e IRPF que aparecen en una nómina, así como otros elementos que este documento debe incluir. Como ves, entender una nómina no resulta tan complicado teniendo ciertos conocimientos básicos, que son los que hemos explicado en este post.

Si este artículo te ha sido de utilidad, tenemos más textos que le serán de ayuda a tu negocio. Por ejemplo, encontrarás qué es el CAPEX de una empresa.

ideatuempresa